aceite de rosa mosqueta- sientetebien

ACEITE DE ROSA MOSQUETA (ROSA EGLANTERIA)

en octubre 21 | en Farmacia | por | con No Comments

El aceite de rosa mosqueta, por su contenido en ácidos grasos esenciales, es uno de los más usados en dermatología  y cosmética para hidratar, regenerar y nutrir la piel.Se obtiene a partir de la especie Rosa aff. Rubiginosa o Rosa eglanteria, perteneciente a la familia rosaceae, a partir de las semillas de la planta, por presión en frío de las mismas. Este aceite es rico en ácidos grasos esenciales, principalmente el ácido cis-linoleico  y ácido linolénico.

Los ácidos grasos esenciales, en general, son indispensables para mantener la integridad de la piel y la estructura de las membranas celulares.

El aceite de Rosa Mosqueta también contiene ácido oleico y aunque en menores proporciones, ácidos grasos saturados, flavonoides, proantocianidinas, catequinas y carotenoides; además,  sus frutos contienen una elevada concentración de vitamina C, abundantes betacarotenos y licopenos, y sales minerales (Uresim aceite Rosa Mosqueta, Rosa Mosqueta Reve).

Debido a sus condiciones, el ahorro en el tiempo de cicatrización de heridas por el incremento en la reacción de los elementos estructurales de la piel,  la ausencia de reacciones de sensibilización y la calidad de la curación, el aceite de rosa  mosqueta está recomendado en el tratamiento de heridas abiertas como úlceras varicosas, úlceras postraumáticas, eczemas de contacto, deshiscencias (separación de las capas de una herida quirúrgica) postquirúrgicas, y el tratamiento para la atenuación de las arrugas de expresión.

El aceite de rosa mosqueta se emplea así mismo en la regeneración de cicatrices hipertróficas, como es el caso de las provocadas a raíz de una quemadura. Este tipo de cicatrices se caracterizan porque suelen ser gruesas y abultadas y resultan molestas a nivel estético, además de disminuir la libertad de movimiento cuando están situadas cerca de las articulaciones.

Por último, destacar su empleo en el tratamiento de la dermitis rádica, que es uno de los efectos secundarios más frecuentes de la radioterapia. El tratamiento hidratante tópico es el que se elige en los casos leves, en los que el aceite de rosa mosqueta suele funcionar muy bien; pero en estos casos es importante la valoración del oncólogo radioterapeuta que está llevando el caso, pues grados más altos de dermitis pueden requerir curas específicas.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »