protegerse de los mosquitos-sientetebien

CÓMO PROTEGERSE DE LOS MOSQUITOS

en mayo 2 | en Salud | por | con No Comments

Los insectos son una fuente importante de transmisión de enfermedades, especialmente los mosquitos, aunque también garrapatas, chinches y moscas. Se calcula que esos invertebrados trasmiten patologías a más de 700 millones de personas cada año, muchas de ellas tan  graves como la malaria, fiebre amarilla, dengue, chagas o enfermedad del sueño.

Aunque las picaduras no ocasionan problemas graves y el 90% pueden tratarse en el ámbito familiar, en algunos casos aparecen reacciones alérgicas que si son motivo de derivación a un centro de urgencias y que generan complicaciones mayores y, en casos muy extremos provocan la muerte.

Cómo usar correctamente un repelente

No existe un repelente universal de insectos, pero si, hay productos indicados para niños y otros distintos para adultos. Además, un mismo repelente puede ser más o menos eficaz en función de la ubicación geográfica.

En el caso de los menores de dos años, cuya piel es más delicada y distinta su permeabilidad, conviene extremar las precauciones. Sólo deben aplicarse productos indicados para esa edad, siempre con precaución y nunca directamente en manos del niño. Existen repelentes en forma de spray aptos desde los doce meses y parches aptos para todas las edades que se utilizan pegándolos sobre las ropas en zonas de roce.

Independientemente de a quién están dirigidos los repelentes de insectos, para que tengan efecto, hay que usarlos correctamente. Hay que seguir, pues, algunas recomendaciones. Normalmente los mosquitos pican más entre el atardecer y el anochecer, menos el mosquito de la especie Aedes que está más activo durante el día, como es el mosquito tigre en España, que es de esta especie.

Es importante que el repelente no toque heridas, zonas de piel sensible, quemada o dañada o en pliegues de la piel, como las ingles o las axilas, así como párpados, labios o áreas con mucosa. Para la zona de la cara, y si el producto es en formato spray, no hay que pulverizarlo directamente sobre el rostro sino que hay que aplicárselo en las manos y luego extenderlo por la cara.

Si hay que usar fotoprotector, deben transcurrir 30 minutos entre la aplicación del fotoprotector y el repelente, y es también muy importante lavarse las manos después de usar el repelente.

Si ya ha habido picadura hay que evitar rascarse la piel y tratarla con una solución cutánea con amoníaco (o a base de ingredientes naturales), con una crema antiinflamatoria con corticoides o, en su defecto, con un cubito de hielo. Si se tiene especial sensibilidad a las picaduras o mordeduras de insectos, se han de tener siempre en el botiquín  medicamentos específicos.

En el caso de picadura con dificultades para respirar, sensación de debilidad o coloración azulada de la piel, hay que quitar toda la ropa que le pueda apretar para facilitar la respiración y llevarle a un centro de urgencias. Nunca aplicar torniquetes ni suministrar medicamentos sin prescripción médica previa. Si hay sospecha de que la persona pueda ser alérgica se debe consultar con un alergólogo o un inmunólogo y las personas alérgicas deben llevar siempre consigo una jeringa de adrenalina.

 

Bibliografía

Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC)

Departamento Médico de Cinfa

Ministerio  de Sanidad

Organización Mundial de la Salud (OMS)

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »