control de la diabetes-sientetebien

CONTROL OCULAR Y DE LÍPIDOS DEL DIABÉTICO

en octubre 20 | en Farmacia | por | con No Comments

Sobrepasar los niveles adecuados de colesterol y triglicéridos aumenta el riesgo de complicaciones cardíacas y vasculares. Los pacientes con diabetes mellitus de tipo dos suelen presentar alteraciones del colesterol y/o de los triglicéridos, y la mayoría tienen sobrepeso u obesidad, por lo que deberán evitar también las grasas saturadas.

Para conseguir los valores correctos y convenientes de lípidos en sangre hay que saber que el colesterol total debe ser menor que 175 mg/dl; el colesterol LDL menor que 100 mg/dl; el colesterol HDL mayor que 39 mg/dl en hombres y mayor que 46mg/dl en mujeres. En el caso del valor adecuado de triglicéridos, éste no debe ser superior a 150 mg/dl.

La persona que padece dislipemia debería realizarse un control por regla general cada seis meses, aunque es el médico quien es realmente capaz de determinar la frecuencia de los controles en función del cumplimiento y la evolución del paciente. Sin embargo, la periodicidad en los controles por parte del paciente en la farmacia es muy útil para constatar variaciones que conducirían a sospechar un incumplimiento de la adherencia al tratamiento o comportamientos inadecuados en cuanto a estilo de vida.

Para que la valoración de los parámetros sea buena ha de tenerse en cuenta la falta de ayuno de doce a catorce horas o el ejercicio en las tres horas previas que pueden modificar los niveles de triglicéridos o de colesterol HDL.

Es muy importante también para el paciente de diabetes del tipo dos la realización periódica de controles oftalmológicos, aunque éste no tenga síntomas, para minimizar así el riesgo de retinopatías.

La retinopatía diabética no suele presentar síntomas palpables hasta que la lesión ya es grave. Por eso es necesario insistir en la importancia de la constancia en las revisiones oftalmológicas. Así mismo, si se observa visión borrosa, pérdida de visión, visión de “moscas” o sombras, o dificultad para ver de noche, debemos visitar de inmediato al oftalmólogo.

En realidad es muy interesante ponerse en manos del farmacéutico en el caso de la realización de cualquiera de los controles necesarios de la diabetes mellitus puesto que éste puede ayudarnos en la prevención de riesgos vinculados a la medicación, en la detección de problemas que no son fáciles de relacionar con la enfermedad y en consecuencia, en la mejora de la calidad de vida. El farmacéutico puede guiarnos, ofrecernos posibles correcciones e incluso derivarnos al médico especialista adecuado en caso de necesidad y frente a síntomas que el si está profesionalmente preparado para reconocer.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »