cuidado de las articulaciones

CUIDADO DE LAS ARTICULACIONES CON COLÁGENO

en junio 27 | en Salud | por | con No Comments

Las articulaciones se definen como la unión entre los extremos de dos o más huesos, un hueso y un cartílago o un hueso y los dientes. Las articulaciones son los puntos de unión entre los componentes del esqueleto, huesos, cartílago y dientes. Se unen para permitir el movimento en distintos planos y ángulos facilitando elasticidad y plasticidad a nuestro cuerpo, además de ser los lugares de crecimiento del mismo.

¿Qué tipo de articulaciones hay?

Existen tres grupos de clasificación de las articulaciones por su grado de movimiento, que son sinartrosis, anfiartrosis y diartrosis, pero son las articulaciones diartrodiales aquellas en las que nos centramos, ya que son las que manifiestan su patología limitando nuestro movimiento, además de ser más numerosas.

Este tipo de articulaciones constan de la cápsula articular formada por colágeno de tipo I, elastina, glucosaminoglucanos y agua, y del cartílago articular, compuesto por una importante red de colágeno y proteoglicanos fabricados por los condrocitos. El colágeno en el cartílago articular supone el 50% del peso seco de éste, siendo más del 90% colágeno tipo II. También forman parte de estas articulaciones los meniscos y ligamentos.

Al envejecer el cartílago sufre algunos cambios como la disminución del número de condrocitos, así como la cantidad y calidad de colágeno y proteoglicanos. Estos cambios alteran las propiedades mecánicas del cartílago, permitiendo una mayor vulnerabilidad a algunos tipos de lesiones, también dificulta la reparación de la matriz dando más rigidez a la articulación, inflamación y, por tanto dolor.

¿Por qué usar colágeno para el cuidado de las articulaciones?

El uso de determinados tipos de colágeno para llevar a cabo un perfecto cuidado de las articulaciones es lo más recomendable. aunque su uso depende de factores como la edad del individuo, la cantidad de ejercicio físico que realice, la obesidad o el sedentarismo.

Las situaciones anteriores están directamente relacionadas con la pérdida de colágeno a nivel articular. Diversos estudios apuntan que el hecho de ingerir, bien colágeno hidrolizado o colágeno nativo, reduce el dolor articular, al mismo tiempo que mejora la movilidad y funcionalidad articular.

Parece que una mayor concentración sanguínea de los aminoácidos hidroxiprolina y prolina favorece la síntesis de colágeno, impidiendo el adelgazamiento progresivo del cartílago y, por tanto, la fricción y el dolor. Los efectos de la pérdida de colágeno y su degradación se pueden ralentizar tomando este tipo de complemento, se ha visto que la respuesta en personas jóvenes y deportistas es mucho mayor que en personas de mayor edad.

Uno de los primeros síntomas que funciona en el cuidado de las articulaciones es la reducción del dolor, los resultados que se obtienen en  el tiempo son individuales, pero en algunos casos empieza en el décimo día desde el inicio del tratamiento.

Como es de esperar, la ingesta de colágeno no es la solución de las patologías articulares graves, pero en muchos casos podemos mejorar la calidad de vida de quien padece esta dolencia e incluso, a partir de los treinta años, prevenir su degeneración.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »