dieta para la dislipemia-sientetebien

DIETA PARA LA DISLIPEMIA O COLESTEROL

en agosto 15 | en Nutrición | por | con No Comments

El exceso de colesterol acaba depositándose en la pared arterial; con el tiempo va aumentando de tamaño, formando una placa de ateroma que reduce la luz de los vasos y los hace menos flexibles, causando aterosclerosis y el endurecimiento de la pared.

En el caso de las coronarias, la aterosclerosis será la causante de la enfermedad coronaria causante del infarto de miocardio y la crisis de ángor. En el árbol cerebro vascular, ictus o infarto cerebral, y también la enfermedad arterial periférica, causante de dolor en extremidades y claudicación intermitente.

El tratamiento de la dislipemia debe acompañarse de la detección, diagnóstico y control de todos los posibles factores de riesgo acompañantes. Es necesario el cambio de estilo de vida en los hábitos dietéticos, la práctica de ejercicio y la eliminación de hábitos tóxicos (alcohol, tabaco…).

¿Cómo podemos tratar la dislipemia con la dieta?

Nuestra dieta influye en el nivel de los lípidos plasmáticos, y debe ser el tratamiento inicial de toda dislipemia. La modificación del colesterol con la dieta depende del contenido de grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas contenidas en la ingesta. Las grasas saturadas se encentran en las grasas animales y aceites de palma y coco, y elevan el nivel del colesterol LDL. Las grasas poliinsaturadas (aceites vegetales y grasas de pescados), lo reducen.

La grasa más importante en nuestra alimentación es el ácido oléico, contenido en el aceite de oliva que a la vez que reduce el LDL colesterol aumenta el colesterol HDL.

Asimismo, es recomendable el aumento en la dieta de fibra vegetal (cereales integrales, legumbres, frutas y verduras), soja, fitosteroles presentes en margarinas, zumos de naranja, chocolate, bebidas de arroz y quesos bajos en grasas. También consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, presentes en el pescado azul y el salmón, así como en las nueces y otros frutos secos.

En este sentido, debemos ser cautelosos con los alimentos que se atribuyen bondades en la reducción del colesterol a las personas que los consumen. No hay estudios que lo demuestren. La presencia de ácidos grasos omega 3 en algunos de los alimentos que lo publicitan, suele ser  meramente testimonial: la dosis resulta casi imperceptible y de dudoso valor terapéutico.

¿Qué se puede esperar de la dieta para la dislipemia?

Se puede esperar una reducción de 10-15% de los niveles de colesterol, y proporciones mayores para los niveles de triglicéridos. A las 6-8 semanas del tratamiento dietético se efectuará un nuevo control analítico.

Si los niveles obtenidos con el tratamiento dietético no son los deseados, deberemos asociar tratamiento farmacológico a la dieta.

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »