grosellero negro-sientetebien

GROSELLERO NEGRO-RIBES NIGRUM

en agosto 18 | en Farmacia | por | con No Comments

Algunas especies de Ribes se cultivan desde la antigüedad como ornamentales o para la utilización de sus frutos en alimentación, por lo que no es raro que se asilvestren con facilidad. Dichos frutos, grosellas, especialmente los rojos y negros, se aprecian mucho cuando se consumen en fresco o en forma de jaleas, mermeladas o licores. 

Las grosellas rojas y negras también están incluidas como componentes de complementos alimenticios, considerándose entre los denominados frutos “saludables”, pero la especie más estudiada por sus propiedades medicinales es Ribes nigrum o grosellero negro.

Las hojas del grosellero negro son oficinales en Francia y están indicadas en el tratamiento de dolores articulares leves y para incrementar la eliminación de orina en afecciones urinarias leves. También el aceite obtenido de sus semillas ha sido bastante estudiado por sus propiedes antiinflamatorias debido a su elevado contenido en ácidos grasos insaturados.

El grosellero negro es una planta originaria del Norte y Centro de Europa y de Asia Central. Se cultiva desde hace más de cuatrocientos años. En la Península Ibérica se ha cultivado en Galicia y en Portugal. También se cultiva ampliamente en Norteamérica para obtener sus frutos, en el Norte de África y en Nueva Zelanda.

En los últimos años se están dedicando muchos estudios de investigación a mejorar los cultivares así como comprobar el mejor momento de recolección con el fin de conseguir mayor valor nutritivo e incrementar los principios activos de los frutos.

Aunque las publicaciones científicas sobre la actividad de los frutos de grosellero negro (Exodren) son menos numerosas que las realizadas con las hojas y con el aceite de las semillas, las grosellas negras han mostrado también efectos beneficiosos para la salud humana.

Poseen actividad antioxidante, antitumoral, antimicrobiana, antiinflamatoria, inmunomoduladora y anticoagulante, entre otras. Estas actividades indican su potencial empleo terapéutico en caso de hipertensión, enfermedades cardiovasculares, tumorales, neurodegenerativas, oculares, etc.

Tradicionalmente el fruto del grosellero negro se ha empleado como diurético y antirreumático, para el dolor de estómago y en heridas e inflamaciones de la cavidad oral, habiéndose considerado en el siglo XVII como una panacea para tratar enfermedades múltiples.

La marcada actividad antioxidante y captadora de radicales libres de estos frutos hace que puedan ser útiles en trastornos relacionados con el estrés oxidativo. Por otra parte se ha comprobado su actividad antiviral y antibacteriana frente a diversos microorganismos, principalmente algunos que se asocian a infecciones orales y del tracto respiratorio superior.

Igualmente se ha demostrado la actividad antitumoral de los frutos del grosellero negro, en concreto, cómo el extracto produce in vitro, la inhibición de la proliferación de células de cáncer de colon y de mama, posiblemente en relación con la actividad antioxidante.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »