circulación de las piernas

LA CIRCULACIÓN DE LAS PIERNAS

en julio 11 | en Salud | por | con No Comments

Pesadez de piernas, hormigueo e hinchazón, son síntomas que se atribuyen al calor o al cansancio, especialmente si son esporádicos. Pero si las molestias son habituales, puede que exista un problema de circulación sanguínea en las piernas que hay que atajar para evitar que vaya a más y surjan complicaciones en el futuro.

El calor en ocasiones hace sufrir más a las personas que tienen cierta pesadez en las piernas, porque favorece la dilatación de las venas y con ello empeora el retorno de la sangre hasta el corazón, dando lugar a los problemas de circulación en  las piernas. Estos problemas son mucho más habituales en las mujeres debido  a los propios desarreglos hormonales que sufren. Además, las mujeres suelen sentir también más retención de líquidos, que, además, acaba generando la aparición de celulitis.

¿Cómo prevenimos los problemas de circulación en las piernas?

Para prevenir la pesadez de las piernas, el laboratorio de farmacia aconseja el uso de aceites esenciales como un complemento cien por cien natural que ayuda a aliviar los síntomas. Así, para prevenir la pesadez de las piernas, es aconsejable la aplicación de dos gotas de aceite esencial de ciprés, junto a la crema hidratante que se utilice para aliviar este problema más común en las mujeres.

Otra buena opción que hay es utilizar aceite esencial de cedro, con las mismas propiedades circulatorias, que hará notar mayor ligereza en las piernas. Si además de este efecto secundario se quiere sentir un mayor  frescor en las piernas, es recomendable añadir una gota de aceite esencial menta de campo.

Hay productos en la farmacia que combinan los tres aceites y que se encuentran en gel o en spray, que gracias a su formulación, previenen y tratan las molestias circulatorias, generando además, la sensación de frescor descrita. El spray está más indicado para las mujeres que llevan medias, ya que es un producto que puede aplicarse con éstas puestas, aportando frescor y alivio inmediato. Además, hay algunos sprays cuya formulación está enriquecida con coco y aloe vera, lo que mantiene la piel hidratada durante más tiempo.

También hay complementos nutricionales para ayudar a combatir estos problemas desde el interior. Normalmente consiste en tomarse una o dos cápsulas por las mañanas para mejorar la circulación, o incluso tres al día durante una semana de tratamiento si el usuario tiene las piernas cansadas.

¿Cómo debemos usar los aceites esenciales?

Aunque los aceites esenciales son seguros, no están exentos de contraindicaciones. En este sentido los aceites de cedro y ciprés no deberían aplicarse en menores de seis años, ni a embarazadas o durante la lactancia. Tamppoco lo recomiendan en pacientes con antecedentes de cáncer estrogenodependiente.

El aceite de menta de campo también tiene sus contraindicaciones, en este caso los laboratorios no aconsejan su uso en menores de treinta meses ni tampoco durante el embarazo o la lactancia si se usan todos lo días.

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »