nutricion-y-piel-sientetebien

LA NUTRICIÓN Y LA PIEL

en noviembre 24 | en Nutrición | por | con No Comments

Según sea nuestra dieta y nuestra hidratación será el estado de nuestra dermis y epidermis. Optimizar nuestro estado nutricional mediante la alimentación es una acción que nos ayuda a mantener un buen estado de salud, y por tanto a sentirnos y vernos mejor. Parece obvio que nuestra piel lucirá más si nos cuidamos, dormimos bien, nos hidratamos, no fumamos y comemos sano y equilibrado, pero a veces lo evidente es lo que pasa más inadvertido. Muchos de nosotros buscamos por salud y estética, atributos como un peso adecuado, una musculatura tonificada y, cómo no, una piel tersa y suave y en definitiva, la nutrición tiene mucho que aportar, de hecho la nutrición y la piel están directamente relacionadas.

La piel y también las uñas son un reflejo de si a nuestro organismo le están faltando nutrientes esenciales o por el contrario, si la ingesta de éstos es la correcta. Hay muchos ejemplos de nutrientes o sustancias presentes en los alimentos cuya importancia para un buen estado de la piel es vital.

Podemos empezar por mencionar el agua, el colágeno, la vitamina C, la vitamina E, los betacarotenos y ottros antioxidantes, los ácidos grasos esenciales y los aminoácidos. Todos ellos los podemos obtener con una dieta rica en alimentos vegetales, como frutas y verduras, especialmente las crudas, semillas y frutos secos, y que incluya también pescado azul y carnes magras.

Algunos de estos nutrientes “funcionales” los podemos encontrar en productos específicos vía oral como los complementos alimenticios. En este ámbito hay ingredientes interesantes como el coenzima Q10, los carotenoides, otros antioxidantes como la vitamina E, el selenio, el reveratrol, también los ácidos grasos poliinsaturados (omega-6 y omega-3 de vegetales o de pescado) e incluso algunos otros como los prebióticos y probióticos que también tienen un papel tanto en la microbiota intestinal como en la piel.

La mayoría de nutrientes los obtenemos siguiendo una alimentación normal, pero los complementos alimenticios ayudan en momentos determinados unas dosis que contribuirán a alcanzar los requerimientos reales de nuestro organismo y, en este caso, e nuestra piel. Pero para el cuidado de la piel hay tres elementos clave que son el coenzima Q10, los aceites ricos en omega-3 y los prebióticos y probióticos.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »