agravantes de la piel atópica-sientetebien

¿QUÉ DESENCADENA O AGRAVA LA PIEL ATÓPICA?

en agosto 9 | en Cosmética | por | con No Comments

La dermatitis atópica se caracteriza principalmente por el prúrito (que es la primera manfestación), la liquenificación y el eccema. Se considera que un paciente sufre atopía cuando, junto con la existencia de la piel inflamada y picor (o el relato de los padres de rascado continuo de un niño pequeño), se dan tres o más de las siguientes condiciones: afectación de pliegues anterocubitales, poplíteos, cuello o cara (en los menores de diez años, también las mejillas); eccema en las zonas de flexión visible (o de mejillas, frente y parte externa de los miembros en menores de cuatro años); historia personal o familiar de asma, rinitis o atopía (en menores de cuatro años); piel seca en el último año, y comienzo antes de los dos años (este criterio no se tiene en cuenta si el paciente tiene menos de cuatro años).

Los factores que desencadenan o agravan la piel atópica se pueden dividir en tres clases,  que son ambientales, alimentarios y emocionales.

Los factores ambientales son las condiciones climáticas como el frío y la sequedad ambiental, los alérgenos aerotransportados, como los ácaros del polvo doméstico (particularmente Dermatophagoides pteronyssimus) y los pólenes, cuya influencia se hace más evidente en los brotes estacionales, y los que llegan a través de los tejidos de lana y de determinadas fibras textiles.

Son también factores ambientales los agentes microbianos, principalmente los estafilococos (sobre todo S.aureus), las levaduras y hongos (Candida albicans) se han relacionado también como factores desencadenantes. Asimismo, también pueden ser agravantes o desencadenantes ciertas sustancias irritantes de contacto, como el agua caliente, el jabón, las esponjas, toallas, agua de la piscina (desinfectantes, clorado y ph alto), etc.

El papel de los alimentos en relación a la piel atópica no está muy claro, pero parece ser que las proteínas heterólogas de determinados alimentos (como la albúmina de huevo, la leche de vaca, la harina de trigo, etc.) pueden relacionarse con reacciones inmunitarias responsables de ciertas exacerbaciones. Por otra parte, debe considerarse que ciertos alimentos pueden actuar como irritantes por contacto, como el tomate, algunas verduras o los cítricos.

Por último, los factores emocionales como el estrés y las propias emociones, pueden actuar como agravante cuando el cuadro de una piel atópica está activo, o como desencadenante cuando está latente, e influir en la aparición o exacerbación de los brotes (Multilind Microplata Crema, Multilind Microplata Loción).

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »