fibra alimentaria

¿QUÉ ES REALMENTE LA FIBRA ALIMENTARIA?

en marzo 16 | en Nutrición | por | con No Comments

Se han dado varias definiciones de fibra alimentaria o fibra dietética desde que en 1953 se acuñara el término, para referirse a las partes no digeribles que constituyen las paredes celulares de los vegetales, hasta su redefinición en 1976 como “la lignina y los polisacáridos de origen vegetal que son resistentes a la hidrólisis por las enzimas digestivas humanas”.

Actualmente la definición más extendida de fibra alimentaria es la propuesta en 2001 por la American Association of Cereal Chemists (AACC): ” Es la parte comestible de las plantas o hidratos de carbono análogos que son resistentes a la digestión y absorción en el intestino delgado de los humanos con fermentación parcial o completa en el intestino grueso. Incluye poliscáridos, oligosacáridos, lignina y sustancias vegetales asociadas, y promueve efectos fisiológicos beneficiosos, entre los que se incluyen el laxante, la disminución del colesterol plasmático y/o de la glucemia”.

Otras definiciones de fibra alimentaria

Es más correcto referirse a “fibras dietéticas” que a fibra alimentaria, ya que no es una entidad homogenea ni en su composición ni en sus propiedades. El término “fibra dietética” se entiende como los hidratos de carbono no digeribles y lignina que se encuentran intrínsecamente e intactos en las plantas.

Otros términos que se emplean para la fibra alimentaria son el de fibra añadida y fibra total, definida la primera como los  hidratos de carbono no digeribles aislados, que presentan beneficios fisiológicos en humanos,  incluyendo  en este término oligosacáridos y polisacáridos de origen animal, vegetal (que han sido modificados) y sintéticos. Para definir la segunda denominación se suman  la de fibra añadida y fibra dietética.

Por tanto, para que una sustancia no manipulada de origen vegetal sea calificada como “fibra dietética” no es necesario demostrar que posee un efecto fisiológico, ya que la fibra presente en los vegetales de forma natural posee efectos beneficiosos ya conocidos, aunque difíciles de describir. Por el contrario, para poder utilizar el concepto “fibra añadida” debe demostrarse que la sustancia utilizada presenta un efecto fisiológico beneficioso.

Por su parte, y dada la imposibilidad de distinguir analíticamente los polisacáridos procedentes de las plantas de los que se hayan añadido, si sus estructuras químicas son similares, la Comisión Europea define la fibra alimentaria como polímeros de hidratos de carbono con tres o más monómeros, que no se digieren ni se absorben en el intestino delgado. Así, a escala europea , y desde el año 2008, se considera que en este concepto se engloban tanto los polisacáridos no digeribles naturalmente presentes en los alimentos, como los modificados o sintéticos, siempre que estos últimos hayan demostrado sus efectos beneficiosos.

Bibliografía

Dietary Reference Intakes, Proposed definition of dietary fibre, Washington, DC: National Academy Press; 2001. Disponible en : Http://www.nap.edu/catalog/10161.html

Bultris JL. Strokes CS. Dietary fibre and health; an overview, British Nutr Foundation Nutr Bull. 2008; 33:186-200.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »