cistitis recurrente-sientetebien

TRATAMIENTO DE LAS CISTITIS RECURRENTES

en septiembre 7 | en Sexualidad | por | con No Comments

Las infecciones del tracto urinario, y más concretamente las infecciones no complicadas de las vías urinarias (cistitis), constituyen, después de las respiratorias, el segundo grupo en importancia de infecciones extrahospitalarias, y son una causa frecuente de consulta en atención primaria y en las farmacias comunitarias.

Un 50-60% de las mujeres presentará, al menos, un episodio de infección del tracto urinario en su vida. En la mujer, la cistitis es la infección más frecuente, sobre todo en las mujeres jóvenes activas sexualmente y en las mujeres posmenopáusicas, la presencia de cistitis se relaciona con déficits estrogénicos y otras alteraciones.

¿En qué consiste el tratamiento?

 El tratamiento de la cistitis ha de ir acompañado de las medidas higiénicas dirigidas principalmente a evitar recurrencias, así como de la utilización de distintos tipos de preparados farmacológicos que alivien las molestias y eviten la propagación de la infección.

Las medidas higiénicas consisten en beber abundante agua (1-2 litros al día), evitar la bebidas excitantes o carbonatadas, cambiar el bañador mojado después del baño y tener higiene diaria basada en la ducha mejor que en el baño, limpiando siempre de delante hacia atrás y orinando cada dos o tres horas y antes y después de mantenener relaciones sexuales. También se deben usar jabones neutros, evitando la utilización de prendas excesivamente ajustadas y usando preferentemente prendas de algodón. Por último, combatir el estreñimiento y no posponer la evacuación para evitar la colonización de tejidos cercanos al tracto urinario.

La elección del tratamiento antibiótico adecuado se efectúa de forma empírica, eligiendo uno de alta eficacia contra el germen que se sospecha ha causado la infección, pero deberían tenerse en cuenta conceptos como la complejidad de la pauta posológica, el coste, y los efectos secundarios colaterales ecológicos sobre la “sociedad”.

La aparición de efectos adversos y las resistencias de los microorganismos a estos tipos de fármacos, originadas por un mal uso de la antibioterapia, hacen necesaria la existencia de productos que sean de calidad, eficaces y seguros, capaces de prevenir las infecciones y así evitar el empleo de antibióticos que puedan generar fenómenos de resistencia.

Arándano americano y otros tratamientos alternativos

Los frutos de arándano por la seguridad de su uso durante la gestación, su buena tolerancia y la ausencia de interacciones significativas con fármacos contribuyen a que su uso esté cada vez más extendido. Los arándanos constituyen una opción preventiva eficaz en las pacientes con infecciónes del tracto urinario recurrentes. Pero se deben consumir preparados farmacéuticos normalizados, debidamente elaborados y conservados, y con una forma farmacéutica que facilite la administración.

La D-manosa que es un azúcar normalmente presente en el metabolismo humano y cuyas más comunes fuentes son el melocotón, el abedul, aloe vera y la soja. La D-manosa proporciona un enfoque complementario al arándano americano para el tratamiento eficaz de las infecciones urinarias por vía oral.

El enebro, el xiloglucano, que se extrae del árbol Tamarindus indica, el brezo y la Gayuba también contribuyen en el benefio del tracto urinario, así como aquellas plantas con efecto diurético que mejoran la función hídrica.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

relacionados entradas

« »